Duerme mejor y eleva tu productividad

Mujer trabajando frente a la computadora

Eleva tu productividad durmiendo mejor

Está comprobado que cumplir con las horas de sueño te hace más productivo. La mayoría de los adultos necesitan siete u ocho horas de sueño por noche para sentirse bien descansados y con energía cada día, así que aquí te decimos cómo lograrlo.

En ocasiones muchas personas prefieren trabajar por las noches porque sienten que la tranquilidad, el silencio y el poco movimiento cotidiano les facilita la concentración y se vuelven más productivos. Pero lo que es realmente importante, ya seas diurno o nocturno, es que duermas bien.

Para ser productivo realmente en tu trabajo o rendir al 100 debes tener un sueño reparador y para esto te dejamos algunos consejos.

Mujer trabajando frente a la computadora
  1. Logra un sueño reparador: el tiempo necesario de sueño reparador suele variar de unas personas a otras en función de su genética, complexión e incluso de su actividad diaria. Desde luego, una persona con falta de sueño puede llevar a cabo las mismas funciones que otra que sí haya dormido más (al menos temporalmente. Otra cosa es que se convierta en algo crónico). Nuestro cerebro tiene una mayor facilidad de concentración si está descansado y no estamos a falta de sueño. Es por ello que se asocia la productividad a una buena calidad de sueño.
  2. Anota tus pendientes: ten un diario o cuaderno a la mano siempre y úsalo para hacer listas de cosas que no quieres olvidar o cualquier otra cosa que se te ocurra. Una vez que estén en el papel, no necesitarás pensar en ellas durante toda la noche.
  3. Organiza tu mente: además de tener una libreta para anotar pendientes es importante que antes de comenzar a invocar la noche, revises tu día y analices los eventos a lo largo del mismo. ¿Qué salió bien? ¿Qué no estuvo bien? Y lo más importante, ¿en qué área puedes crecer más a partir de mañana? ¿Y cómo vas a hacer esto? Comienza tu rutina nocturna identificando tres cosas que aprendiste y que puedes mejorar. Esto te coloca en una mentalidad de crecimiento y empoderamiento.
  4. Da gracias por lo bueno: tómate cinco minutos antes de dormir para identificar las pequeñas cosas que sucedieron durante el día por las que puedes mostrarte agradecido. Parece algo mágico pero esto ayudará a que te des cuenta que hay muchas cosas buenas y esto impulsará a tu cerebro a que tenga buenos pensamientos y duermas más plácidamente.
  5. Risas y diversión antes de dormir: la diversión es parte fundamental de la felicidad y, por tanto, la productividad. Evita ser un workaholic y encuentra el tiempo para descansar y pasar momentos agradables con tu familia o amigos. Los expertos recomiendan reír y afirman que con una carcajada se activan los casi 400 músculos que hay en el rostro, algo que no sucede si tenemos un semblante serio. Además, gracias a la risa logramos desterrar nuestros miedos y nuestras preocupaciones, que son los que normalmente nos asaltan por la noche cuando lo que intentamos es dormir plácidamente. La risa nos hace estar relajados, tranquilos y, en general, sentirnos bien.

Trabajar tiempo extra puede afectar tu salud y más si a esto le aumentas la falta de un sueño reparador, así que por lo pronto pon en práctica estos consejos y cuéntanos si con ellos pudiste mejorar tu calidad de sueño y te volviste más productivo. ¡Mucha suerte!

Productos

Sin azúcar añadido
Caja de cereal Kelloggs's® by Kids plátano, manzana y un toque de zanahoria

Kellogg´s® by Kids

Plátano, manzana y un toque de zanahoria

Caja de cereal Kelloggs's® by Kids manzana, arándano y un toque de betabel

Kellogg´s® by Kids

Manzana, arándano y un toque de betabel

Reducido en azúcar vs. presentaciones regulares
Caja de cereal Froot Loops® Krunchers®

Froot Loops® Krunchers®

Caja de cereal Zucaritas® Krunchers®

Zucaritas® Krunchers®

Caja de cereal Choco Krispis® Krunchers®

Choco Krispis® Krunchers®

Reducido en azúcar vs. presentaciones regulares

Artículos relacionados